La Escalera al ROI en Redes Sociales, Parte 2

Etapa de Geración de ValorContinuando nuestra serie acerca de la importancia y aplicación del Retorno Sobre la Inversión en Redes Sociales, al analizar la evolución estratégica que debe desarrollar una empresa en su ascenso por la Escalera al ROI, este post detallará la segunda de tres etapas, la de Generación de Valor, que abarca los escalones de creación de relevancia y engagement con nuestra audiencia.

 Esta etapa es la que nos permite establecer nuestra presencia firme en las Redes, desarrollar nuestra identidad digital, diversificar nuestros esfuerzos de comunicación y comenzar a ver beneficios medibles de esos esfuerzos.El tercer nivel de nuestra escalera se trata de Volvernos Relevantes y es la que demanda más consistencia y paciencia.Antes de entrar en las recomendaciones particulares, quiero dedicar unas líneas al término que considero más importante en el mundo de la comunicación comercial contemporánea: la Relevancia. El diccionario de la Real Academia Española la define como: “de significación, de importancia”, aunque en inglés la definición me parece más ilustrativa: “que otorga peso al asunto en cuestión”. Debemos lograr que nuestro mensaje sea de significación, de importancia y que apoye las necesidades de nuestra audiencia.

relevanciaPor ejemplo, la definición de SPAM, se aplica tradicionalmente al “correo no deseado”. No obstante, desde mi perspectiva, la relevancia del contenido de ese correo, (o falta de ésta) es lo que lo define como SPAM, o no. De la misma forma, el contenido de un post (twit, pin, foto, etc) es el que lo hace relevante para cierta persona, y para otra no, con base en sus intereses, gustos y preferencias. Esto es lo que se conoce como Segmentación Semántica, y la abordaremos en futuros posts.

Vemos entonces, como el contenido, es el que define la relevancia de un mensaje, mucho más allá de quien lo dice. El propio mensaje y su semántica son al final lo que determina quiénes han de interactuar con nuestro contenido. Y esto es una buena noticia, porque nos permite, siendo relevantes, ganar espacios y generar audiencias.

Con base en toda la información adquirida durante la Etapa de Generación de Estrategia que describimos en nuestro anterior post, nos toca entonces volvernos relevantes:

  1. Creando contenidos relevantes: lo más importante a tomar en cuenta es que en las Redes Sociales no da resultados hablar de lo que a nosotros nos interesa, sino de lo que interesa a nuestra audiencia. Es muy importante contar con repositorios de contenido propios, un blog o publicaciones digitales de nuestra empresa son destinos idóneos para publicar los contenidos propios.
  2. Siendo generosos: una forma de ser relevantes es siendo generosos. A todo el mundo le gusta ser el centro de atención, ser mencionado, retwitteado, referido, recomendado. Siempre que tenga coherencia con nuestros temas escogidos, y que lo hagamos con mesura, podemos referir contenidos de terceros con quienes nos interesa generar una relación y construir nuestra red, y que suman a nuestra estrategia. No exijamos reciprocidad, ni la esperemos. La reciprocidad es signo de relevancia, más que de gratitud.
  3. Mantener la alineación estratégica: una estrategia de contenidos  debe basarse en los temas que intersectan los intereses de nuestra audiencia y los objetivos estratégicos del negocio. Si bien nuestra prioridad en esta etapa es ser relevantes, hablar de lo que nuestra audiencia necesita y no de lo que nosotros queremos divulgar, es necesario hacer el esfuerzo de no perder de vista nuestros objetivos estratégicos. No queremos avanzar demasiado en direcciones que nos alejan de nuestros objetivos de generación de retorno de inversión. Una forma práctica de lograrlo, es extendiendo a las Redes Sociales, contenidos relacionados con otras iniciativas de mercadeo o responsabilidad social que la organización ya esté desarrollando.

El cuarto escalón se trata de Generar Engagement, Pero entendamos que es “engagement”: el término se traduce como “trabajar, dedicarse, enfrentarse, engranar…” como muchos otros términos, su traducción no es precisa.

Para nuestros fines, defino “engagement” como cualquier interacción voluntaria de una persona en Redes Sociales, como consecuencia de la relevancia de un mensaje o contenido. Es decir, propusimos un contenido, tema, imagen, que resultó tan relevante para esa persona, que despertó en ella la necesidad de expresarse o tomar acción al respecto. Bien sea que le hizo click en “me gusta”, lo marcó como “favorito”, escribió un comentario, hizo retwit, mención, lo compartió con otros, o cualquiera otra de las cientos de interacciones que permiten las diversas redes. No olvidemos que las palabras clave son ‘relevancia’ y ‘voluntario’ . Ahora, algunas recomendaciones para logar que el engagement ocurra:

  1. Iniciar o participar en conversaciones: no podemos proponer un tema de la nada, y esperar engagement. Lo mejor es empezar por participar en conversaciones ya existentes y generar valor. Aportar ideas, perspectivas, experticia (de la que suele haber en las empresas) y sin esperar (mucho menos exigir) nada a cambio. Se trata de que nuestra participación sea tan auténtica, que la reacción de las personas sea igualmente auténtica, y genere valor de vuelta. La creación de comunidades se basa en intereses compartidos, no en atraer gente para que se interese por lo nuestro, sino en alinear nuestro mensaje/producto a los intereses de la comunidad. Hacerlo relevante. Una vez seamos relevantes como Identidad Digital, entonces podemos proponer temas y ver como la misma comunidad los desarrolla, complementa y redistribuye.
  2. Tener reglas claras: una vez más, el trabajo hacia adentro es fundamental para lograr los resultados óptimos. Es necesario preparar y documentar las reacciones que nuestra “identidad digital” tendrá para con su audiencia, cómo manejar quejas, dudas, felicitaciones, crisis de imagen (producidas dentro y fuera de las Redes Sociales), flujos de información para resolverlas y escalarlas adecuadamente y dar la capacitación necesaria a nuestro equipo de Community Management para que no “metan la pata”.
  3. Ayudar e influir: el espíritu colaborativo y social debe imperar en nuestra presencia en las Redes. Si nuestra marca es influyente, apoyemos buenas causas con nuestro poder de difusión y dando apoyo cuando sea necesario. La ayuda en difundir situaciones relevantes para nuestra audiencia (desde un curso de calidad, hasta un emprendimiento relacionado a nuestra industria) es una forma muy constructiva de generar influencia y empatía.
  4. Crear valor: observando más allá de las métricas de engagement podemos comprender mejor la creación de valor. Me refiero a observar y documentar las acciones valoradas por otros y que generan como consecuencia reacciones positivas. Muchas veces este flujo de comunicación escapa a las métricas puras y duras. Es recomendable observar el contexto, perfil de los involucrados e identificar cual es la fuente relevante de esa reacción. Una vez identificada, debemos “diseccionarla”, para aprender a crear nuevas instancias de esa reacción con base en experiencias previas.

El engagement no es un derecho, ni una “funcionalidad” de las Redes Sociales. Debe ganarse, y se logra únicamente como resultado de un arduo trabajo, estrategia, dedicación, criterio y generosidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo #SocialMediaMkt, eMarketing, estrategia, facebook, Mercadeo, On Line, planificacion estrategica, Publicidad, twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s