Archivo de la categoría: DigitalStrategy

Las redes sociales y la estrategia digital

Una práctica común hoy en día es que muchas empresas concentren su estrategia de posicionamiento y ejecución digital únicamente en las redes sociales. Esto ocurre porque entienden que en ellas hay un punto de encuentro con un gran público.

Otra razón que los lleva a enfocarse solo en estas plataformas, es la facilidad con la que se puede ensamblar un fan page o una cuenta en cualquier red social. Además, de que la información que se solicita a la hora de concebir esa presencia en las redes sociales, es bastante sencilla, no es más que es un paso a paso guiado y suficientemente flexible porque no obliga a completar información importante.

Si lo analizamos, a la red social parece no importarle la calidad de mi fan page, y a pesar de que me sugiere mejorar mi presencia y completar información, no hay ninguna obligatoriedad de eso. El interés de las redes es amasar la mayor cantidad de contenidos, sin importar su calidad. Lo importante es generar en los negocios la ilusión de que ya tienen una presencia digital, y como están en la red, con eso basta.

Pero el manejo de las redes sociales que genere valor al negocio necesita una estrategia. Requiere de entender cosas que pueden resultar tan básicas como saber cuál será el rol que van a tener en la interacción con mi audiencia.

Parte 4 redes

Un ejemplo claro lo podemos apreciar en casos de empresas como los Call Center que han centrado su presencia en redes con un  objetivo muy claro: captar el interés de los posibles empleados, que componen gran parte de la audiencia en las redes. Por eso tienen una presencia dedicada a ese objetivo específico, que se alinea con objetivos del negocio y por eso les funciona.

Esa estrategia tiene lógica porque una gran porción de la audiencia que está en las redes es un potencial empleado para un Call Center. Por supuesto, porque la realización de ese trabajo amerita utilizar la tecnología, y la gente joven usa Internet. Además, son varias las competencias que pueden interesar a un Call Center y que posee el usuario común de redes sociales.

Ahora bien, además de tener un objetivo específico, es necesario definir claramente los procesos que van a derivar de la interacción con la audiencia de las redes sociales del negocio.

En un espacio interactivo como el que proporciona cualquier red social, es fundamental interactuar. Ver a grandes marcas con presencia en redes recibiendo reclamos y  que no se valore esa información, causa la impresión de que a la empresa no le importa y simplemente lo deja pasar. Si no se genera el feedback, no se está logrando nada.

Entonces, antes de abrir esa puerta que supone comunicación, se deben desarrollar planes de acción para atender los problemas que ya saben que tienen y que son fuente de quejas y reclamos por parte de clientes. En todo caso, son las quejas precisamente las que mayor atención deben tener sin desatender, claro está, los comentarios positivos.

Por otro parte, hay empresas que creen que solo tener presencia en redes sociales es sinónimo de interacción, y la verdad es que la interacción o el engagement, como se conoce en la industria, no es una consecuencia automática por tener presencia en las redes. Es, en realidad, el resultado de haber entregado valor y de haber logrado credibilidad. Y esa relación con la audiencia garantiza, a su vez, la fidelidad con la marca, la lealtad del cliente.

Las marcas deben trabajar en desarrollar un consumer journey, una estrategia de impulsos de estímulos de interacción, de crear y fortalecer una relación con sus audiencias o potenciales clientes que les permita entonces un engagement positivo, un engagement que genere retorno de inversión.

Finalmente, ya ganado el compromiso con el cliente y una presencia significativa en la redes, entonces se puede empezar a vender, recordando que en las redes primero hay que dar para después recibir. Hay que generar valor, confianza, emoción y todo lo que impulse al cliente a comprar.

Para cerrar los invito a reflexionar: ¿Qué objetivo del negocio (dolor, reto, meta) estamos apoyando con nuestra ejecución en redes?  ¿Estamos generando valor a la audiencia para lograr engagement? ¿Qué estamos haciendo con la información que deriva de ese engagement?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo #digitalmarketing, #SocialMediaMkt, DigitalStrategy, Estrategia Digital

Mucha Transformación Digital, poca Estrategia

Cada vez  que tendencia tecnológica sacude el escenario empresarial, se invierte grandes cantidades de dinero. A menudo, los tomadores de decisión que enfrentan las dificultades del negocio, esperan que con la implementación de  muchos sistemas y softwares nuevos en sus dominios, se lograrán éxitos  inmediatos. Tal es el caso hoy en día con las empresas que buscan algún tipo de transformación digital.

La Transformación Digital requiere de más Estrategia.

 

La mayoría actúan antes de analizar. Casi tres cuartos, 70%,  planean invertir en AI, machine learning y automatización. Sin embargo, sólo el 32% piensan invertir más en obtener una mejor visibilidad de sus procesos.  Adicionalmente, 79% admite que no revisan sus procesos internos de negocios para comprender lo que necesita ser prioritizar o cuando se establecen los objetivos iniciales y KPIs para un esfuerzo de transformación. 67%  está de acuerdo sin embargo, que las cosas mejorarán mucho con sus iniciativas digitales.

Ese es el escenario que devela encuesta  realizada a 450 ejecutivos por la empresa Celonis, qué encontró que una cantidad considerable de ejecutivos ni siquiera están seguros de por dónde empezar con todo el tema. Al menos 45%  no sabe dónde comenzar a desarrollar su estrategia de transformación. Lo que es peor, más de 4 de cada 10 líderes senior (41%) creen que la transformación de su negocio ha sido una pérdida de tiempo.Tal falta de visibilidad lleva abajo niveles de confianza. “El peligro es, que con una falta de foco y visibilidad, viene una percepción de que los proyectos de transformación del negocio no han dado resultados,” señalan los autores del reporte. ” aquellos tomadores de decisión qué quieren más visibilidad también son más propensos a creer que sus esfuerzos no han llegado a nada, mientras aquellos  en el frente  de batalla son menos pesimistas, con sólo  32% (versus 44%  de los ejecutivos de nivel C-suite entrevistados) pensando que ha sido una pérdida de tiempo.”

  1. Ocho de cada diez ejecutivos incluso admiten que no revisan procesos internos antes de establecer objetivos de transformación. Esto ocurre porque “demasiados negocios emprenden iniciativas costosas que ni siquiera necesitan,” indican los autores del estudio. Un buen punto de arranque, añaden, es “desarrollar un mejor entendimiento de las ineficiencias en procesos subyacentes del negocio, para invertir de forma inteligente en proveer el mejor servicio posible a los clientes”

Para llegar allí, es crucial una comunicación abierta y profunda. “Para poder llevar a cabo un cambio real, los decision makers necesitan involucrar a sus equipos en la identificación, análisis y diseño de nuevos procesos. Si la transformación es compartamentalizada de todo el equipo, cualquier proceso que no sea amigable al usuario simplemente será obviado usando mecanismos y atajos no deseados.”

Por supuesto, la comunicación abierta sienta las bases para otros pasos necesarios para hacer de la transformación digital algo rentable, no un saco sin fondo. Podemos encontrar más información acerca de otras medidas recomendadas, recurrimos a un reciente estudio realizado por McKinsey, que muestra también algunas líneas guía:

Tener a los líderes correctos, c0n destrezas digitales: “Menos de un tercio de todos los entrevistados indican que sus organizaciones han contratado a un chief digital officer para apoyar sus procesos de transformación. Pero las que lo han hecho, reportan procesos de transformación digital exitosos 160% más que los otros.”

Construir las capacidades para los colaboradores del futuro: “Las Compañías con transformaciones ganadoras tienen un  enfoque mejor fondeado y más robusto respecto al talento que otras. El éxito en la Transformación es más de tres veces más factible cuando los entrevistados reportan haber invertido el monto correcto en talentos digitales.”

Empoderar a las personas para que trabajen de formas nuevas: “Los entrevistados que declararon que sus organizaciones establecieron al menos una nueva forma de trabajar, tales como aprendizaje continuo o ambientes de trabajo abiertos, como parte de sus esfuerzos de cambio y es mucho más frecuente que reporte transformaciones exitosas.”

Darle a nuestras herramientas una actualización digital: “Un incremento en la toma de decisiones basada en data y en el uso visible de herramientas interactivas también genera más del doble de propensión a obtener resultados exitosos en los procesos de transformación.”

Reimaginar el lugar de trabajo: “Las implicaciones de la digitalización, automatización, y otras tendencias tecnológicas sobre los colaboradores son significativas, y las empresas necesitarán invertir en y contratar competencias y habilidades completamente diferentes.”

Actualizar la filosofía de trabajo: “Ya que no todos los tomadores de decisión tendrán la experiencia para apoyar y activar tales cambios, programas dedicados de desarrollo de liderazgo podrían ayudar tanto a los líderes como a sus colaboradores a lograr los cambios necesarios en mentalidad y conducta.”

 

Este artículo fué publicado originalmente por Joe McKendrick en Forbes, y traducido libremente por Leorodriguez.net

 

Deja un comentario

Archivado bajo DigitalStrategy, DX, estrategia, Estrategia Digital, gente, gerencia, planificacion estrategica, Sin categoría, Talento, Transformación Digital

Sitio Web vs. Redes Sociales en la Estrategia Digital

Sea cual sea nuestra línea de negocios, tendremos la necesidad de mejorar nuestra atención al cliente, la calidad de nuestros servicios, el volumen de prospectos o de ventas, o el posicionamiento de nuestra marca. Todos esos son objetivos relacionados con el marketing y con el desarrollo de nuestro negocio.

Como estratega, es el responsabilidad del decision maker, identificar y definir la función de cada una de las herramientas de negocio en función del cumplimiento de esos objetivos.

Pero, ¿Qué pasa cuando tenemos herramientas que no podemos controlar? ¿Cómo ser efectivos si no tenemos el control de las mismas? A ese dilema se enfrentan las empresas que asientan sus estrategias en herramientas digitales sobre las que, por ser de terceros, no tienen control, como es el caso de las redes sociales.

Dada la profusión y popularidad de las redes sociales, muchas empresas ignoran los beneficios de tener su propio website como centro de la estrategia. Hay que tener algo muy claro: Tener presencia digital exclusivamente en las redes sociales hace vulnerable a nuestra estrategia, al no tener control sobre esas herramientas.

Por otra parte, no debemos perder de vista que la audiencia que tenemos en las redes sociales no es nuestra, es de la red social. El engagement que logremos de esa audiencia depende completamente de los intereses y las decisiones de esa red social.

En múltiples ocasiones ha ocurrido que determinada red social cambia su algoritmo y nuestros niveles de engagement caen terriblemente, perdiéndose todo el esfuerzo de generación de contenidos que hemos venido realizando.

Desarrollar una estrategia digital fundamentada en las redes sociales supone, de alguna manera, endosar nuestra estrategia a la de alguien más. Nos limita en el logro de los objetivos de negocios que nos planteamos, y ese mismo hecho retroalimenta la pobre ejecución que suele verse en las redes.

El esfuerzo de generación de contenido que se requiere para mantener bien alimentada una red social es una labor permanente y con un nivel de urgencia extraordinario, porque la velocidad con la que se consume contenido en las redes sociales es vertiginosa. En las redes sociales el contenido es apenas ojeado por la audiencia para ser olvidado inmediatamente, mientras que en nuestro website ese contenido puede vivir para siempre, alimentando nuestro posicionamiento, nuestra autoridad y nuestra relevancia ante los buscadores.

Ese contenido, además, suma de manera acumulativa, generando cada vez más valor a nuestro website,  a nuestra estrategia y, por tanto, a nuestra marca.

Los activos digitales son activos del negocio por lo que deben pertenecer al negocio, no a terceros. Una estrategia digital que no esté centrada en un website es una estrategia pobre y débil, ya que estamos depositando en terceros el destino de al estrategia, con casi ningún control.

Poseer dominio sobre las herramientas empleadas nos permite tener el control de la estrategia, lo cual habilita, a la vez, la capitalización de nuestros contenidos, nuestras audiencias y el poder para ejecutar nuestra estrategia con éxito.

En la próxima entrega de esta serie, hablaremos de la Analítica Digital, y su rol en la estrategia.

2 comentarios

Archivado bajo #digitalmarketing, #SocialMediaMkt, DigitalStrategy, Estrategia Digital, facebook, Mercadeo, MercadeoDigital, planificacion estrategica, Redes Sociales, Website Marketing